Quiero seguirte

Señor Jesús, amigo de los jóvenes.

Hoy vengo a ti como el muchacho del Evangelio,

para pedirte que me muestres el camino

que debo seguir.

 

El mundo en el que vivo, Jesús,

me habla de cosas muy distintas a las que Tú me dijiste,

y pone ante mis ojos modelos que debo imitar

si quiero triunfar y ser alguien en la vida,

pero yo sé que la mayor parte de ellos

me alejan de ti y yo no quiero hacerlo;

yo quiero seguirte sólo a ti

que eres el Camino, la Verdad y la Vida.

 

Ayúdame a tomar conciencia

de que sólo amándote y sirviéndote

haciendo realidad en mi vida tu Evangelio,

yo puedo alcanzar mi verdadera realización

como persona.

 

Ayúdame a ser valiente

y aprender a renunciar

a todo lo que de una u otra manera

me separe de ti,

sin temor al qué me dirán.

 

Ayúdame a ser responsable

en todas mis actividades;

a servir a quien más necesita de mí

y a compartir con amor lo que soy y lo que tengo.

Ayúdame a hacer del amor y del perdón

la norma de mi vida.

Matilde E. Pérez T.

Leave a Comment