La Virgen de la Esperanza

L

la Virgen de la Esperanza, cuya fiesta se celebra el 18 de Diciembre, es desde el día de nuestro nacimiento como Congregación, nuestra madre y protectora. La Virgen Embarazada, llena de esperanza con la proximidad del nacimiento del Hijo, es modelo de consagración para nosotras. El Embarazo es tiempo de espera, de paciencia. Es tiempo de amar a quien aún no se ve, pero tenemos la certeza de que está ahí. Es tiempo de inmensa alegría por el Hijo que vendrá. Es tiempo también de preparación para el parto, que es momento de dolor que engendra nueva vida. La Virgen de la Esperanza es para nosotras la estrella que nos guía al Puerto: su Hijo Jesús, que nos acompaña en el peregrinar de nuestra vida llenándonos de profunda esperanza y confianza en el Dios que nos ha elegido y nos envía, en la delicada misión de dar a conocer el Corazón de Jesús por nuestro corazón.